1/1

Láser Facial

El proceso natural de envejecimiento nos afecta a todos, pero muchos factores externos pueden exacerbar o acelerar esta etapa. La deficiencia hormonal, la pérdida de colágeno y ácido hialurónico, junto con los malos hábitos alimenticios, la exposición frecuente al sol provocan flacidez, arrugas, líneas de expresión, aparición de manchas e irregularidades. Muchos están buscando métodos que puedan revertir esta situación. Por eso nació el Láser Facial, ¡un gran aliado en el rejuvenecimiento facial!

El láser facial (o fototerapia) utiliza un proceso que modifica la actividad celular utilizando una fuente de luz sin efecto térmico.

El uso del láser es capaz de mejorar el aspecto de la piel envejecida, el acné y los cambios pigmentarios como las manchas.

El tipo de energía utilizada puede ser emitida mediante diodos emisores de luz (LED) y diodos láser.

No suponen riesgo de alteración genética y no provocan ningún daño en la piel.

WhatsApp Image 2021-04-27 at 19.19.32.jp

indicaciones

  • Acné en cualquier grado;

  • hidratación de la piel;

  • Manchas provocadas por el sol, el embarazo y el uso de anticonceptivos;

  • Marcas de expresión;

  • iluminación facial;

  • Terapia antienvejecimiento;

  • Aclaramiento de las ojeras;

  • Reparación de colágeno;

  • Pre y postoperatorio.

Contra indicaciones

Está contraindicado en mujeres embarazadas o madres que estén amamantando, personas que ya hayan tenido cáncer de piel en la región, tengan glaucoma o cataratas. Las personas que hacen uso de medicamentos fotosensibilizantes, anticoagulantes y con problemas de cicatrización tampoco están indicadas para el tratamiento.

 

Después del tratamiento

Es importante evitar la exposición al sol durante los 15 días posteriores al tratamiento. Se recomienda una dieta rica en proteínas que ayuden a estimular la formación de colágeno, hidratarse con los productos prescritos. Como la piel estará más sensible, es fundamental aplicar protector solar con alta protección UVA y UVB en las zonas tratadas.